¿Cava o Champagne?


Es lo que la mayoría de las personas se animan a discutir como si se tratara de dos equipos de fútbol dos partidos políticos.

En lo personal creo que ambos tienen destacadas características para escribir su propia historia en el paladar, por ello creo que vale mas la pena analizar sus diferencias y similitudes en lugar de enfrentarlos…es decir porque no ambos.

El interrogante así planteado no tiene respuesta, no se puede decir en términos absolutos que uno sea mejor que el otro, como no se puede decir que un vino de Argentina es mejor que uno de Chile o que Burdeos sea superior a un Borgoña, o viceversa.

En ambos casos dentro de la misma Denominación de Origen los hay muy buenos y no tan buenos, pero básicamente son dos tipos distintos de vino… Este mismo razonamiento es aplicable al Cava y al Champagne, son dos productos completamente distintos.

Debemos reconocer que fue en la región de La Champagne donde se empezó a elaborar este estilo tan particular de vinos especiales, como tampoco la hábil política de marketing que ha logrado que sea este nombre el que evoque todo este mundo de magia, celebración y fantasía que sugieren sus doradas burbujas.

Ambos tienen un similar proceso de elaboración, pero también es cierto que tienen diferencias básicas que de inmediato vamos a conocer lo que si me animo a decir que el Cava debe quitarse de una vez y para siempre ese cierto complejo de inferioridad que tiene frente al Champagne.

Analicemos sus diferencias

  • Método de elaboración:
    Tanto el Cava como el Champagne tienen el mismo sistema de elaboración, sin embargo la diferencia  consiste precisamente en el sistema para la obtención del vino base y eso no es solo porque se obtiene de distintas variedades de uva.
    En el proceso de vinificación del champagne muchas veces es necesario recurrir a la Chaptalización”, método descubierto por el enólogo francés Monsieur Chaptal y que se utiliza muy a menudo en La Champagne.
    Esto se debe a la poca insolación que registra la región de La Champagne y presentar la uva poca madurez ésta da mostos más verdes y por tanto más ácidos. Este método consiste pues en añadir en el mismo momento de la vinificación del mosto o primera fermentación, azúcares para aminorar esta acidez. Es decir, el vino debe partir de la base que todo, incluido los azucares deben estar de manera natural en la uva, y en la región de Champagne por cuestiones climáticas muchas veces hay que ayudar de manera artificial con azucares. En España está totalmente prohibido. Con lo cual y por esta razón el proceso de elaboración del champagne no es del todo natural como pudiera parecer puesto que de alguna forma este proceso ya sale “adulterado” al añadirle glucosa al vino base a partir del cual, luego, se emplea para iniciar la segunda fermentación.
  • Otro de los factores es el hecho de utilizar distintos tipos de uva en la elaboración del este vino base. Sabemos ya cuales son las uvas empleadas en el Cava.(Xarel.lo, Parellada y Macabeo)
    El Champagne emplea Pinot Noire, Pinot Meunier y la Chardonnay. Las dos primeras son uvas tintas de pulpa blanca, mientras que la ultima es blanca. La Pinot Noir aporta al vino cuerpo, caracter y longevidad. La Pinot Meunier proporciona vinos afrutados y la Chardonnay confiere al vino ligereza y frescor.

El terreno: en La Champagne se caracteriza por un subsuelo calizo mezclado con sílice, sin embargo en la D.O. Cava predomina el terreno arcilloso, con capas de terreno de aluvión.

El Clima: La temperatura media en La Champagne es de 10º (por debajo de los 9º C de temperatura media la uva no puede madurar, casi roza la franja límite). Sin embargo en la D.O. Cava la temperatura media es de 15,5º C.
La pluviometría en La Champagne es de 750 mm. mientras que en la D.O. Cava es de 500 mm.
Las horas de insolación, en La Champagne se registra una media de 1.750 horas/año, mientras que en la D.O. Cava totaliza casi el doble, 3.000 horas/año.

Estas distintas condiciones climatológicas influyen grandemente en algunos aspectos fundamentales.

En primer lugar el hecho de estar tan próxima al límite mínimo para la maduración de la uva en La Champagne es necesario extremar al máximo los cuidados en sus viñas, dándose la paradoja que en La Champagne está autorizado el riego de las viñas (suele hacerse en años de extremado calor e insolación, no acostumbrada).

En D.O. Cava está totalmente prohibido por el Consejo Regulador regar las viñas.
Dadas las condiciones climatológicas en La Champagne la vendimia se atrasa para conseguir una máxima maduración.

Por otra parte, el clima más cálido de la D.O. Cava facilita la maduración de las uvas y la vendimia puede comenzar antes siendo el sabor del Cava más suave ofreciendo una sensación de frescor, y no tiene ese peculiar sabor ácido que caracteriza al Champagne.

La irregularidad de las cosechas de La Champagne provocada por las adversas condiciones climáticas a pesar de todos los cuidados, hace lógico el dejar constancia de una buena añada mediante la inscripción en la botella del término “Millésime” o “Vintage”.

En el Cava también se utilizan en ocasiones estos términos, aunque la regularidad de las cosechas lo haga menos necesario.

Suele utilizarse en algunas ocasiones para distinguir Grandes Reservas elaborados a partir de “flor de mosto”.

De todas formas y volviendo a la pregunta del inicio, una conclusión que podríamos extraer de toda esta información es que ni uno es mejor ni otro peor a priori.

Es más, se trata de vinos distintos y sólo el paladar de cada uno puede y debe hacer la elección.

Obviamente existen otras importantes diferencias aunque son marginales a la parte técnica (como podría ser su precio de venta), el absurdo esnobismo que implica a veces preferir un producto en vez de otro, etc.

Sí que queremos romper una lanza a favor del Cava, prueba de ello es que su consumo aumenta a pasos agigantados, exportándose a todos los países.

En 2006 se vendieron 180 millones de botellas de Champagne en todo el mundo, frente a las 222.400 millones botellas de Cava.

Por ultimo, mientras que la Denominación de Origen Champagne es totalmente privativa a la Región de La Champagne (Reims), no pudiéndose llamar champagne ni siquiera a los propios elaborados en Francia, se les denomina Vins Mousseux (Vinos Espumantes).

Sin embargo la Denominación de Origen Cava es de alcance nacional, pueden llamarse Cava tanto a los elaborados en Catalunya como en Valencia, Extremadura, Rioja, Valladolid, etc.

6 comentarios

  1. Son dos productos diferentes porque comparar, ni siquiera debemos comparar dos hermanos que vienen del mismo vientre, existen las dos para gustos y momentos diferentes y en nuestro caso para cuando el bolsillo pueda, para mi una buena cava ya que el precio no perjudica y se puede adquirir regularmente, opto por la Segura Viuda.

    Me gusta

    1. Gracias amigo Silvestre, realmente es una buena eleccion la que hiciste, pero dejame decirte que el mercado de la Rep. Dominicana esta en cuanto a Cavas se refiere dominado por marcas de mucho peso pero de estilo joven.
      Semanas atras vino una delegacion de Cataluña y nos hizo probar unos Cavas ESPECTARLARES, donde las mas jovenes que elabora esa bodega son cavas de 4 años de crianza en sus lias, hay otras de 6 y 8 años. Anota este nombre GRAMONA. Recuerdalo…es otra melodia, mas que melodia una sinfonia.
      Un abrazo

      Me gusta

  2. Me gustaria que me informaran sobre el Paringa Shiraz de Australia. Es un espumante rojo y dulce ,bien afrutado y agradable, y realmente no se donde clasificarlo.
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s